Teología :¿Una "ciencia" que estudia a "Dios"?


Según la RAE, ciencia es un «Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales con capacidad predictiva y comprobables experimentalmente.» [1] Mientras que teología es un concepto formado de la unión de las palabras griegas theos (“Dios”) y logos (“estudio”), por lo que significa literalmente el estudio de “Dios”, el estudio de las cosas o hechos relacionados con Dios, o bien, el «estudio de las características y propiedades de la divinidad» [2] ¿De cuál dios?, bueno de alguno que estaría definido por la misma teología (un razonamiento circular). Incluso se dice que teología es “la disciplina que estudia el conjunto de conocimientos acerca de Dios, sus atributos y sus perfecciones.” (¡¿?!) [3]

Aceptemos entonces que es un estudio, o una disciplina, pero está muy lejos de ser una ciencia. Para empezar, ¿cuál es su objeto de estudio? – Pues “Dios”. ¿Y eso qué es?, ¿es algo que esté universalmente definido?, ¿algo que sea observable?, ¿algo de lo cual puedan deducirse principios y leyes generales con capacidad predictiva y comprobables experimentalmente? ¿Algo cuya existencia esté comprobada? ¡Definitivamente no! Además, ¿de cuál de todos los dioses o diosas estamos hablando?

A la teología no se puede aplicar el método científico, es una disciplina dogmática, es decir, no admite refutación alguna; se basa además en entes y cuestiones sobrenaturales o inmateriales cuya existencia no comprueba, y en general, toda su teoría no puede ser confirmada. A lo que se dedica la teología es solamente a estudiar una determinada religión (uno conjunto de creencias), sus textos y su historia, y cuando más, a tratar de aplicar razonamientos enmarcados en la filosofía y la lógica, para tratar de justificar racionalmente sus dogmas. Esto, por supuesto, sin ningún éxito. Además la teología tiene fuentes muy peculiares de “conocimiento”, como la “revelación”, lo que definitivamente, es inadmisible como evidencia científica.

En cambio, la teología encaja muy bien en el concepto de pseudociencia, que «es aquella afirmación, creencia o práctica que es presentada [incorrectamente] como científica y fáctica, pero que es incompatible con el método científico» [4]; es decir, que no sigue un método científico válido ni puede ser comprobada de forma fiable. Toda pseudociencia “A menudo se caracteriza por el uso de afirmaciones vagas, contradictorias, exageradas o infalsables…” (Infalsable significa que no puede aplicarse el principio de falsabilidad, según el cual: “Una proposición universal es falsa cuando se consigue demostrar mediante la experiencia que un enunciado observable es falso.”) Por tanto, la teología tiene la misma categoría de otras pseudociencias, como la parapsicología, la astrología, la grafología, la numerología, la cartomancia, la homeopatía, y otras tantas charlatanerías que inundan nuestro ambiente, compitiendo para apoderarse del dinero de la gente pobre e ignorante.

La teología tiene la misma categoría “científica” que tendría un estudio o disciplina que se llamara “supermanología”, y que se dedicara a estudiar e interpretar todo lo que ha sido escrito respecto a Superman (y tratara de justificarlo mediante razonamientos filosóficos). De hecho, ni siquiera existe una única teología. Existe más bien una teología católica, varias teologías evangélicas o protestantes, varias teologías musulmanas, etc. Incluso dentro de la teología católica, existe una rama o “especialidad” llamada “mariología”, que es el “estudio” del personaje conocido como “Virgen María”, en lo relativo a su vida (carente de realidad histórica), la interpretación de diferentes dogmas relacionados con ella, el “misterio” de su supuesta “Concepción Inmaculada”, su supuesta “Asunción” a los cielos, su supuesta intervención en “la salvación” de los pecadores, etc. etc. Todos, conceptos carentes de realidad y de racionalidad.

¿Cómo es posible entonces que existan personas con el “título académico” de “Doctor en Teología”, extendido por “universidades” con reconocimiento oficial? Un doctorado en teología es igual de “respetable” que un doctorado en parapsicología o uno en supermanología – Pero esta es una de las absurdidades de nuestras sociedades. Y se darán cuenta ustedes, que estos “doctores” exigen que se les mencione su “título”, sobre todo en los foros de discusión sobre el tema de “Dios”. ¡Ellos son toda una autoridad académica!

[Godless Freeman]

[Crédito de imagen: Timetoast]

[1] https://dle.rae.es/ciencia?m=form

[2] https://definicion.de/teologia/

[3] https://es.wikipedia.org/wiki/Teolog%C3%ADa

[4] https://es.wikipedia.org/wiki/Pseudociencia


Comentarios

Entradas populares de este blog

El descuido de Carlos Alvarado que le ha salido caro

Viaje a Talamanca Costa Rica

Juguetes Inclusivos, las muñecas merecen oportunidades, al igual que las personas