Mientras se forma todo un debate, sobre el uso del mal llamado "lenguaje inclusivo" como una majadería, de parte de grupos y medios de comunicación de la nueva corriente "progresista" ,los triunfos de los atletas no dejan de ser, solo un pequeño titular en la sección deportiva de algunos canales de televisión. 

  En días pasados fue una gran noticia ,el hecho de que una persona en Méjico, realizó un papelón en una clase universitaria  en vivo ; en donde se supone, las personas ahí reunidas eran adultos maduros, con cierta capacidad intelectual.  Se da una escena, sacada de un jardín de infantes, cuando una alumna de nombre Andrea y que se autodenomina Andra , se puso a llorar y reclamar a sus compañeros por no usar el , según ella pronombre "elle". 

En una escena hecha para el olvido ,un compañero, según ella cometió el sacrilegio de llamarla compañera. A lo que la susodicha respondió "NO SOY TU COMPAÑERA SOY TU COMPAÑERE. 

Gracias a las maravillas de internet tenemos dos cosas ; el mirar como la denominada generación de cristal , busca el llamar la atención y ser apoyados por aquellos que apoyan sus fantasías y que  gracias a plataformas como YouTube ,se le puede dar un seguimiento a los atletas;  quienes a sacrificios personales y esfuerzo son muchas veces ignorados por una sociedad que parece estar ideologizada. 

Ningún canal nacional transmite los juegos paralímpicos Tokio 2020.¿Hablamos de inclusión? O solo cuando se trata de hablar con la letra "e".

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto