AIDA en el marketing

AIDA se trata de un acronimo creado por el publicista Elias St. Elmo Lewis en el año 1898 ,a pesar  de que han pasado 120 años el concepto sigue vigente y es importante como mercadologos no olvidar y tenerlo presente continuamente ya que es fundamental en toda estrategia de marketing que queramos implementar.

ATENCIÓN: Es la primera fase del proceso comunicativo y como lógicamente se trata de llamar la atención de nuestro cliente buscando alguna técnica que se sobreponga ya que estamos en un mundo saturado de publicidad , de ideas de todo tipo que han hecho que las personas creen medios para evitar la continua exposición a temas que no les interesa. Existen miles de teorías y se han escrito libros en el marketing sobre el lograr la atención de las personas en los cuales no ondeare solo les diré que se trata de la circunstancia de prueba y error. No hay formulas mágicas deberás conseguir esto a tu modo ya que es un tema difícil. Cuando lo logres deberás pasar a la siguiente fase: crear interés a la persona.

INTERÉS: Si hemos logrado llamar la atención de la persona con respecto a nuestra idea o producto debemos conseguir que se genere interés por eso es de vital importancia de que demos un mensaje claro que haga que nuestro interlocutor lo comprenda y que este se de cuenta que ello le resolverá alguna necesidad o problema.


DESEO: Si ya logramos tener el interés de nuestro objetivo , es provocar el interés de compra por lo cual deberemos crear el sentimiento de que nuestro producto le ayudara a satisfacer sus necesidades o ser lo que le ofrecemos la solución a su problema y la persona tendrá la informacion necesaria sobre los principales beneficios de los que le ofreceremos.

ACCIÓN: Se trata de nuestro fin se concretara con la adquisición de nuestro servicio , producto o idea , en el punto de que ya logramos su convencimiento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El descuido de Carlos Alvarado que le ha salido caro

Viaje a Talamanca Costa Rica

Juguetes Inclusivos, las muñecas merecen oportunidades, al igual que las personas