En esta ocasión quiero mostrarles mi ultimo viaje a la región costarricense de Talamanca en conjunto del gran equipo de la empresa Touristik de Costa Rica un lugar hermoso y a la vez desconocido para gran parte de los costarricenses que vivimos en el valle central , vale decir que el mismo fue apenas un pequeño tour de apenas dos días , lo cual es prácticamente deficiente para explicarles las bellezas naturales que ahí se encuentran y contarles sobre la calidad de personas que son los autóctonos costarricenses , amantes de su país , de sus lazos familiares y de su particular cultura .
Después de un largo camino en carretera llegamos por fin a lo que podríamos llamar oficialmente nuestra llegada a Talamanca como es una zona lógicamente desconocida por nosotros necesitamos la ayuda de alguna persona que nos socorra en los trajines del viaje , para lo cual contamos con el auxilio de nuestro guía y compañero Homer Davila un Geografo de profesión, muy cortés, profesional y amable con el que siempre contamos en todo momento.
Pero como todo viaje bien planificado debe de contar con aquellos dispuestos a darnos un momento ameno de disfrute y conocimiento cerca de 15 minutos de nuestra llegada tendríamos el agrado de conocer a Don Elias un autentico costarricense autóctono de gran humillad , educación , caballerosidad quien seria nuestro anfitrión en su vivienda ademas de ser por un par de días nuestro educador en la interesante y milenaria cultura bribri.



Después de una entretenida caminata para arribar a la vivienda del señor Elias llegamos a penas para degustar la rica comida que se habían esmerado en preparar la madre y la esposa de nuestro maestro la cual supo muy bien por ser tal vez preparada a la manera antigua en leña por así decirlo .



A nuestra inusual llegada hasta los animales quisieron darnos la bienvenida.


Aquí les comparto una fotografía mía segundos antes de navegar por el rió , un pequeño viaje de mas de treinta minutos donde apreciamos lo hermoso de la zona , la flora y fauna que como josefinos no estamos acostumbrados a disfrutar .


Después del entretenido viaje  por el rió a nuestra llegada una parte de la comunidad nos dio la bienvenida y gustaron de tomarse una fotografía con nosotros.


Los mas traviesos de la casa no podrían pasar desapercibidos y nos mostraron su gran camaradería con el visitante , aquí estoy yo en una fotografía de los chiquitines siempre juguetones y dispuestos a ayudar a los que no sabemos adaptarnos a la vida tranquila del campo.


Como " exploradores" ( lo pongo entre comillas ya que es mucho decir ) nos apuramos a prepararnos a conocer la comunidad con los implementos  necesarios de sobre-vivencia.




Momentos antes de aventurarnos a la desconocida jungla para nosotros, contamos con la asesoría de Don Elias sobre los peligros que podríamos pasar por lo salvaje del área ,como actuar con ciertos animales y el cuidado al caminar por los senderos. Pero al final nada que temer ya que contamos con excelentes guías y maestros siempre al tanto de toda situación



Llegando al rió es tiempo de aprovechar y darse un buen "chapuzon" , claro el agua se nota fría , así que por un momento la duda de personas de la cuidad nos hace pensarlo un momento.


Al final las ganas pueden mas que el frío y nos metemos a disfrutar de un rió limpio y hermoso para nadar.


Y que mejor forma de terminar un día perfecto que yendo a la pulperia en el centro del pueblo a disfrutar de unos "bolis" para disfrutar la calurosa noche bajo una pequeña llovizna.




Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto